Embarazadas Cesantes

Un tema poco abordado, pero que viven muchas mujeres de nuestro país “Embarazadas y Cesantes”.

Existen muchos grupos de Facebook donde actualmente se agrupan y reúnen gran cantidad de mujeres embarazadas y madres recientes. Es impresionante ver la cantidad de ellas que publican anuncios para conseguir datos de algún tipo de trabajo, que les proporcione alguna fuente de ingreso y sea compatible con su condición.

Las políticas de protección a la maternidad en nuestro país están avanzando, pero en pañales aun. Existe un Subsidio Maternal destinado a madres trabajadoras embarazadas dependientes, independientes y en goce de subsidio de cualquier naturaleza (exceptuando el subsidio maternal o familiar) o cónyuges embarazadas y causantes de asignación familiar de trabajadores dependientes, independientes y en goce de subsidio de cualquier naturaleza. Es exigible solamente a partir del quinto mes de embarazo, pero una vez asignado y verificado el derecho al beneficio, éste se paga retroactivamente y por todo el período de gestación.

A partir del 1 de julio de 2014, éstos son los montos de las asignaciones maternales para beneficiarios cuyos ingresos mensuales están entre:

Menos de 236 mil 094 pesos: $9.242

Entre 236 mil 094 pesos y 344 mil 840 pesos: $5.672

Entre 344 mil 840 y 537 mil 834 pesos: $1.793

Los montos de todas formas no representan ninguna ayuda significativa, sobre todo si la embarazada se encuentra en  situación de cesantia. Por otra parte ¿Que sucede con la clase media o personas  que no califican dentro de los requisitos para obtener estos montos?, quedan excluidos de cualquier beneficio.

Chile es un país que envejece y que deja a este grupo de mujeres sin ayuda, por lo tanto cada día es más difícil criar y mantener hijos, lo cual no  fomenta en nada las tasas de natalidad nacional.

Hacen faltan políticas de inclusión a este grupo de futuras madres, que las incorpore al sistema y no que las excluyan como actualmente sucede. Para una embarazada o una mujer con un bebe pequeño, las puertas de los trabajos están prácticamente cerradas. Así también sucede que muchas mujeres mienten respecto a su situación al postular a cupos laborales  y si se mira con la mente abierta, es entendible, ya que si la persona se encuentra una situación económicamente difícil o vulnerable antes de embarazarse, con la llegada de este hijo su situación se verá aún más agudizada.

Observando y empatizando con esta situación, nuestra editora general envió una Carta pública a Las Últimas Noticias (LUN) “Embarazadas Cesantes” radiografía a la realidad de muchas mujeres chilenas.

Carta destacada por LUN el día 18 de marzo de 2016.

lun 18-3-2016.